Passion definition

13 noviembre, 2017
Ana

IMG_1034

Desde hace unos días que me ronda por la cabeza sin parar el concepto de la pasión.

Estoy últimamente contactando con diferentes compañías para ofrecer mis servicios,  ya no solo como freelance, sino también para pertenecer al Dpto. de RRHH de las mismas.

Cuando me piden carta de presentación, estoy poniendo algo que es prácticamente lo mismo que esta imagen (juro lo haberla visto hasta hoy domingo, ;D).

Cuando me preguntan que qué hace falta en una empresa, digo algo así, quizás no siempre exactamente lo mismo, pero similar:

“Para mí, la clave es la pasión. Es la pasión por el proyecto, por amar donde nos encontramos sumergidos. La pasión es el motor que hace que la motivación se ponga en marcha, y ésta, la implicación. La implicación es lo que provoca que nuestras horas pasen como si fueran minutos, y que no miremos el reloj, sino que miremos por el trabajo bien hecho. Esto, a su vez, nos lleva a que logremos nuestros objetivos (o de eso se trata),  es decir, al final, la pasión nos conduce a esto que dicen “orientado en los resultados”. Ok, pues esto, y, qué pasa, que si conseguimos esto, todos felices. La empresa, los empleados, RRHH y cada uno de manera individual, según mi opinión”.

Quiero expresar la importancia también, sobre todo de cara a RRHH, la cercanía, el preocuparse y ocuparse (pero de verdad) de nuestra/vuestra gente. A veces, siento a las personas con las que hablo muy, muy lejos. Mi opinión es que esta formar de comunicar, según mi punto de vista, aleja, no acerca.

Si bien cabe mencionar algo muy importante también y que puede crear cierto debate, el salario. 

La pasión, la motivación, la implicación, el esfuerzo, el logro de objetivos y la felicidad, señores, tienen un precio. Tengan en cuenta que, del mismo modo que quieren todas estas cosas que acabo de comentar y que, huelga decir, yo las veo también fundamentales, los empleados, y hablo desde el Presidente, hasta el personal de almacén, desde el Dir. Gral. (o Dirª) hasta RRHH, todos, como usted también prefieren vivir, no sobrevivir.

La mayoría de personas que tengo en mi entorno con puestos de alto nivel, que se dejan la piel, que hacen horas y horas, que viajan o no viajan, que apenas tienen tiempo, que los domingos incluso trabajan, me lo confirman, sin ir más lejos, esta mañana:

“Ana, por favor, habla también de los salarios, la gente no llega a fin de mes, y el equipo está cada vez más y más desmotivado”. 

Vivamos la vida, nuestros proyectos, nuestros equipos, nuestra empresa con toda la pasión que podamos, y si no la sentimos, es que no es ni nuestro proyecto, ni nuestro equipo, ni nuestra empresa, porque quizás nuestros valores y los suyos son diferentes, por ejemplo.

Eso sí, pongámosle valor a nuestra vida, a nuestro amor, a nuestro esfuerzo, a nuestro tiempo, porque esto último, nadie nos lo va a devolver.

Os deseo una feliz entrada de semana, con mucha pasión en vuestras vidas.

Os invito a que, si os apetece, echéis un ojo al sitio web que creamos hace solo unos meses:

www.organictalent.es

Un abrazo y gracias por leerme,

Ana

 

No comments

You must be logged in to post a comment.